This movie requires Flash Player 9

Inicio > Lima > Lima Engorda

Lima Engorda

Visitar Lima es condenarse a subir de peso; cualquiera que haya pisado la tres veces coronada villa sabrá que tengo razón. Yo me anduve cuidando (bueno, anduve manteniendo mi sobrepeso habitual) hasta que el destino me regresó, por dos semanas, a los parques de la infancia, a las calles de la adolescencia y a los restaurantes de toda la vida.

Lo primero que debe hacer uno al llegar a Lima es comerse un pollo a la brasa con muchas papas fritas con mayonesa y una generosa porción de palta (el aguacate de los mexicanos), todo eso debe estar acompañado de una Inka Kola bien helada (diet, para los que queremos conservar la línea) o una jarra de chicha morada (delicia del maíz morado hervido con cáscara de piña). Claro, para comer pollos hay para escoger, desde las más socorridas pollerías de barrio (como el Memphis en Aviación) hasta la ahora internacional cadena del Pardo´s Chicken, pasando por La Granja del Abuelo (donde puedes disfrutar, de paso, del inolvidable “choclito” José Antonio). Claro que si el asunto es por volumen y se trata de retar el vientre, bien pueden disfrutarse todos los pollos que el cuerpo aguante en la clásica Granja Azul o en el más reciente El Pillo, ambos a las afueras de la ciudad (imperdibles los anticuchitos de hígado de pollo con mayonesa). Para los nostálgicos, nada como un pollo del Rancho o del Pollón, esos decanos.

tiradito

Tampoco es posible pasar por Lima sin comerse un ceviche, unas conchitas a la parmesana, una jalea de pescado, un chicharrón de calamares o una corvina a la chorrillana. Cevicherías hay muchas; la mejor, para mí, no sólo por la comida sino porque la sazón y la atención de Paola son memorables, era El Gato que, liquidadas sus siete vidas, ha pasado al recuerdo; creo que esa fue mi gran ausencia esta vez. Sin embargo, tenemos otras, desde las de más “producidas” como Pescados Capitales, La Mar o El Segundo Muelle (la mejor, sin duda, es Costanera 700, donde te puedes comer una chita a la sal que de deshace en la boca acompañada de un chaufa de pescado inimitable), hasta las más populares y típicas como Punto Azul, El Limón o Punta Arenas. Cualquier limeño que se respete conoce una cevichería, “la cevichería”, ese lugar fabuloso donde se prepara “el mejor ceviche de Lima”, a decir de los parroquianos.

arroz chaufa
Pisar el Perú y no comerse un chifa es un delito (y si no lo es debiera tipificarse). No hay lugar en el mundo donde la comida china sea mejor, ni en China. El acriollamiento de las costumbres culinarias que trajeron los coolíes cuando fueron engañados y esclavizados por los hacendados en el siglo XIX, dio como resultado una mezcla fenomenal en la que se funden tradiciones asiáticas, africanas e indígenas en un alimento único por su variedad, por sus aromas y gustos. Chifas hay miles y el mejor es el del barrio de nuestra infancia, el que estaba junto “al chino de la esquina” (la bodeguita socorrida), ese con media docena de mesas siempre abarrotadas, que guarda el secreto de un sabor inconfundible e inigualable. Un arroz chaufa, unos wantanes fritos, una gallina tipakay, un pollo chijaukay, un chancho al ajo, un pato pekinés o una deliciosa tortilla de verduras, elevan al más distraído al sétimo cielo. Si bien el mejor es el que conocemos, hay muy buenos como el Wa Lok, el Salón Capón, el Tití, el de Charito (en la cuarenta de Paseo de la República) o el que está en la avenida El Polo, cuyo nombre jamás supe. Si se quiere ser más exclusivo y excluyente bien se puede ir al O-mei, al final de la Javier Prado (el pato pekinés allí es soberbio), jamás defraudará.

aji de gallina
Si de comida criolla se trata hay lugares tan célebres como el José Antonio, el Señorío de Sulco o Las Brujas de Cachiche, aunque para tales menesteres sea mejores los “huecos”, los restaurantes de la gente de a pie que abundan en el centro o en las zonas más típicas, esos lugares con media docena de mesas que se las arreglan para atender infinidades de clientes que van hasta Barios Altos, La Victoria o el Rímac, solo por su sazón. Siempre quedan, ahora renacidos, los kioskos del Estadio Nacional donde las anticucheras lo esperan a uno para preparar los chinchulíes, el anticucho, la papita dorada, todo con su ají con huacatay y su chicha. Y, claro, de postre, impostergables, insuperables, infinitos, unos picarones magníficamente bañados en la más dulce miel de chancaca.

carne
Si es cierto que para comer buenas carnes hay que irse hasta Argentina, también es verdad que El Hornero dala pelea honrosamente. Allí también La Carreta y El Rincón Gaucho, aunque ninguna, ninguna se compara a las parillas que hacía Carlitos achicharrándose el estómago mientras Ricardo, Luigi, Alberto, Mario, Manuel, yo, conversábamos, una vez más, de las cuchucientas mil veces repetidas anécdotas del colegio.

ravioles
La mejor pasta que he comido fueron los tallarines verdes (al pesto) que preparaba mi madre pero, ahora sin ella, hay que ir a La Trattoria di Mambrino, lugar imperdible donde los dueños (Sandra y Hugo) atienden de maravillas (aunque Hugo no perderá la ocasión de hacerte brindar con un vino “buenísimo” y caro, no importa, los ravioles rellenos de camote justifican la cuenta). Donatello (en la Encalada) es un clásico y allí, Rosa María y Lalo, hacen pasar a sus clientes momentos extraordinarios con platos de antología. Sin embargo, también hay otros lugares célebres como el San Seferino o Don Vito (del cual huimos alguna vez mis amigos y yo en la adolescencia cuando vimos los precios y nuestras magras propinas no alcanzaban para ese lujo).

Si de Pizzas se trata, está el inolvidable Don Rosalino, en la siempre socorrida y polémica “calle de las Pizzas”; o, más de postín, se pueden probar las novedades de Antica o la deliciosa pizza “al pesto” de La Linterna (junto con una fresca ensalada de berros).

Suspiro a la limeña

Para visitar cafeterías también Lima tiene lo suyo. Mi favorita es el Café-Café, donde me siento como en mi casa y donde Alberto está siempre dispuesto a satisfacer a los molestos clientes (como yo) con los platos que se nos antojan (estén o no en la carta). Después, tenemos La Baguette, con un pan delicioso, y La Bomboniere, con una canastilla de sanguchitos para el lonche que son un pecado. Ahora hay tantas y tan buenas que en la carrera de las cafeterías no se quedan muy atrás ni la San Antonio (el mil hoja de fresas con crema chantilly) ni Bocatta (sus helados), ni Delicass (sus desayunos), ni Tanta (con platos tan exquisitos que ellos podrían alegar que son un restaurante, o si no me remito a los anticuchos shuller o al lomo saltado). Claro que si se trata de una exquisitez, de una rareza, de darse una molestia por algo singular, es imposible dejar de ir a comer los dulces incomparables (torta de profiteroles, relámpago de lúcuma) de Italo, allá, medio perdido, en Magdalena (en febrero no atiende). No sé si aún seguirá Lucho en San Miguel, una esquina cualquiera a dos cuadras del parque de la medialuna, pero la crema volteada de allí, servida por la incomparable Dorita, no tenía competencia.

sanguche

Para sánguches, La Rueda (siempre que los prepare Zósimo -hay que decirle que somos recomendados “de pepito”-) o El Peruanito en Miraflores o Macarios en Surco o el Palermo (donde también hay una leche asada muy buena, como las de antaño). La novedad es un lugar moderno llamado Pasquale Hermanos (pasé por allí y me comí un pan con chicharrón, pero aún está lejos del sabor de los de Mala; es que eso de “sánguches medio gourmet” no me convence, es como comer pollo a la brasa con cubiertos de plata cuando todos sabemos que se disfrutan mejor apeándose, con la mano). Si le exijo a mi memoria, recordaré que los mejores sánguches que probé alguna vez fueron los de esa esquina en el Centro de Lima, cerca del jirón Quilca, donde iba con mi papá (diabético precavido) cada cuatro o seis meses a hacernos (y hacerse) exámenes de sangre con el doctor Ordoñez (el sánguche era el premio por la mañana de ayuno y el lugar tenía un encanto especial, siempre lleno, siempre apurados los que atendían en la barra, esa barra donde uno pedía y pagaba y comía acomodándose donde pudiera teniendo de telón de fondo un mostrador donde se hallaban expuestos, con sus carnes doradas, docenas de pavos horneados, jugosos y listos para ser tasajeados por el sanguchero). Eso sí, si se trata de acompañar el sánguche de los más deliciosos jugos de frutas que jamás se han hecho en Lima, no se puede dejar de ir a Las Delicias a tomarse un celestial jugo de mandarina con granadilla acompañado de un sánguche de lomito con palta o a disfrutar un sánguche de pollo y mayonesa maridado con un jugo de lúcuma bien frío.

lucuma

Ah, ¡la lúcuma! Si algo tiene Lima que nadie más tiene, es una oferta interminable de helados de lúcuma, esa fruta sagrada que crece en el Perú y en el norte de Chile, esa fruta única, de sabor inconfundible y radical que solo acepta fanáticos irrecuperables como yo. Antes que cualquier otro, un helado D`Onofrio de lúcuma (que no tiene nada que ver con el sabor original de la fruta pero que es el gusto con el que crecimos todos los peruanos que asaltábamos la carretilla del heladero que pasaba por nuestras calles y parques haciendo sonar esa inconfundible bocina), y luego, claro, podemos ir a una de esas heladerías maravillosas que hay en la ciudad. ¿Las mejores?, el Quatro D y Laritza. No obstante, es necesario dejar claro que nadie ha comido un verdadero helado de lúcuma si es que no ha pasado por el kilómetro sesentaitantos de la carretera al sur y ha parado en Chilca, junto a ese kiosquito que dice “Helados Ovni”, tan deliciosos que solo pueden competir con el nostálgico zambito de lúcuma del TipTop (donde también es imprescindible comerse una tiptorella acompañada de un milshake de lúcuma).

En fin, Lima engorda, deliciosamente, pero engorda. Y eso que no he pasado por los restaurantes “gourmet” y los de “cinco tenedores” que ahora abundan en la ciudad y que han convertido a la antigua capital del virreinato del Perú en uno de los destinos gastronómicos más importantes del mundo.

Autor: José Luis Mejía
jlmh@buscoeditor.com
http://www.joseluismejia.com

Comentarios

29 comentarios en “Lima Engorda”

  1. ¡EXCELENTE!! Que emocionante todo lo que dices. Estuve en Lima para pasar las Fiestas después de varios años que vivo en Bs As y uno siente tal cual todo lo que comentas….nuestro país es único realmente..y no solo en cuestión de gastronomía…además la vi más linda que nunca.
    Saludos,
    Katia

    Posted by Katia | enero 20, 2008, 12:06 am
  2. Estoy al borde de las lagrimas…

    la sangucheria a la que hace mencion se llama el chinito, mi abuelo iba ahi, mi papa tambien y cada vez que estoy en lima voy yo tambien, lo maximo.

    Pierina, te vi en la entrevista que te hizo Luis Carlos de la habitacion de HS, fantastica, me pareciste muy fresca y encantadora, suerte con la web

    Posted by Ruben | enero 20, 2008, 10:57 am
  3. Jose Luis, qeu recuerdos has traido a mi memoria, y ahora que estoy nuevamente en mi tierra querida, Peru, y viviendo en Lima tendre que trazarme un tour gastronomico, apelando a mi memoria y a los sitios que me has recordado, Macarios por ejemplo, los pollos del Rancho con unas papas deliciosas, Don Seferino con sus maravillasas pastas, el Wa Lok…..bueno, mejor no sigo.

    Realmente estupendo tu articulo. Te invito a pasar por mi cocina.

    Un abrazo.

    Soraya
    http://www.cocinandoideas.blogspot.com

    Posted by Soraya | enero 20, 2008, 11:50 pm
  4. tienes toda la razon yo viaje por fiestas y regrese goooorda de tanto comer extraño todo,vivo en venezuela ,me alegran saber los datos de buenos lugares asi cuando viaje los puedo visitar chauuu

    Posted by flor | enero 21, 2008, 12:09 am
  5. Excelente texto…me da para pensar…¡Feliz 2008!

    Posted by Alejandro | enero 21, 2008, 10:09 am
  6. ¿No hubo espacio para mencionar a las pollerías Rocky’s y Norky’s?

    Saludos

    Posted by Sandro | enero 21, 2008, 8:08 pm
  7. Hola, debo mencionar que hay una cevicheria en la av. javier prado, con la calle flora tristan, en la molina que es un exito total, se llama Puerto Máncora es espectacular , el servicio, la presentación de los platos, hasta la temperatura de la cerveza, todo a punto y los platos son riquísimos, hay que ir tempráno por que está muy solicitada a veces hay que esperar sitio, sé que el dueño es un joven chef que ha sabido sacar adelante un negocio conocido pero con un toque personal muy profesional, se los recomiendo, a mi y a mi familia nos gusta mucho, he visto bastantes caras concidas por ahí además.
    Rossina

    Posted by Rossina | enero 22, 2008, 7:51 pm
  8. Hola Rossina. Claro, si hemos escrito de Puerto Máncora. Llegamos a ese lugar de casualidad y nos encantó! Puedes leer más sobre esa cevichería aqui: http://www.cucharasbravas.com.pe/2007/03/06/festival-marino/.
    Saludos,
    Pieri

    Posted by Pieri | enero 23, 2008, 4:08 pm
  9. de solo leerte, ahorita mismo me voy de viaje una semana a donde sea, misio, y regreso con un hambre pantagruelica.

    Posted by felipe | enero 23, 2008, 6:16 pm
  10. Hola a todas las cucharas bravas, me ha encantado su blog y realmente lo hemos leído con mucho gusto con la gente de mi casa, créanme que hemos muerto del hambre y resucitado con todo lo que hemos visto!!!!!

    Pero una pregunta y una petición pequeña es la que quería hacerles ahora que leo… Acaso no hay algún sitio entre todo este blog que hayan visitado y que haga dignamente la comida novoandina??? Aún ando buscando un sitio en lima donde se haga bien una pachamanca, me ha representado un reto, quien sepa de sitios, o si las cucharas bravas quieren, porfa acéptenlo también, y avísenme porfa!!

    Gracias y felicidades

    Posted by Maryjo | enero 24, 2008, 5:22 pm
  11. Hola,

    Esa es mi eterna batalla. Bajar de peso lo suficiente antes de visitar el Peru. Pero al final, siempre regreso con unos kilos de mas. Un gusto leer tu blog acerca de un ‘pasatiempo’ tan importante como es comer en el Peru.

    Primero que todo, tengo que concurrir que no hay nada como los sandwiches en Mala. Me solia gustar los ‘Barahona’, y despues ‘La madrina’. Pero me han dado el dato que hay otro que esta mucho mejor. Cuando lo encuentre el nombre te hago saber.

    Y como todo limeno, tengo dos cevicherias para recomendar: ‘Conchas negras’ en Domingo Elias en Surquillo (tienen un tiradito de pulpo que hacen que mi cunada grite “Mellizos! Mellizos!!!”), y ‘Rosita’ en la playa ‘Leon Dormido’ (en la playa mas pequena).

    Saludos

    Posted by Pico | febrero 11, 2008, 6:20 pm
  12. Uyy, que rico. Esos lugares que has mencionado me han abierto el apetito y ya mismo me voy a comer.
    Como tu mismo lo has comentado, los sanguches del Pasquale Hnos. no están a la altura y lo peor de todo es que los entregan envueltos en papel (mismo Burger King), eso solo sería aceptable si son para llevar, pero aún así, mejor sería bolsa de papel o cajita de cartón con huecos para evaporar el calor, porque asi como los envuelven ¡¡¡incluso para comerlos allí!!!, sólo provoca que el pan se humedezca con el calor y por tanto el sanguche queda más feo aún.
    Bueno, me voy a comerrrr. Chau.

    Posted by Caty | marzo 30, 2008, 1:40 am
  13. Qué rico!!! leer esto hace agua la boca. Es cierto, Pasquale Hmnos no llega al saborcito ese que se encuentra en las sangucherías de antaño que aún quedan en pie en Lima como la que está en el Jr. Huancavelica (no recuerdo el nombre) a la que vamos siempre y de rigor luego de la procesión del Sr. de los Milagros…un pecado después de tanto rezo. O el clásico “Juanito” de Barranco.
    Anticuchos? los de los alrededores de la Plaza de la Bandera, y si hablamos de un desayuno limeñísimo con su sangrecita, relleno, camote, chicharrón y cafecito “Don Lucho” en Pueblo Libre, mucho mejor que el conocidísimo “Kio´s” (en mi opinión).
    Si hablamos de postres limeñísimos, “Rosita” del mercado de Magdalena (aunque no tengo la certeza de que siga funcionando).
    Otro lugar para jugos, sanguches y postres caseros (también cremoladas y chups en verano) es “El Juguito” en Jesús María, lo único malo es que no atiende domingos, jeje.
    Otro lugar recomendado para ceviches y pescados: El encuentro de Otani en Chorrillos…definitivamente no hay lugar más variado y delicioso para comer que Lima y el Perú en general.

    Posted by Nanicita | abril 15, 2008, 7:50 pm
  14. Exelente!. Siempre he dicho que la comida Peruana es la mejor del mundo.
    He vivido en Mexico y ahora en USA y siempre que regreso a Peru mis paradas oficiales son: El Restaurante Jose Antonio, La Granja del Abuelo, Pardos Chicken y la pasteleria San Antonio.

    A mi familia siempre les bromeo que la razon por que regreso a Peru es primero por la comida y segundo por ellos.

    Posted by Angela | mayo 2, 2008, 7:50 pm
  15. Un excelente y fabuloso resumen, aunque siempre hay huariques que cada quien conoce y que siempre serán mejor que el del vecino. Solo puedo agregar a esto…. vamos a comer !!!!!!!!

    Posted by Karin | mayo 19, 2008, 11:15 pm
  16. Jose Luis, ademas de ser un excelente escritor es un excelente critico culiniario. Espero poder salir con el y visitar alguno de estos lugares, claro despues de la presentacion de su libro “Don Hilario y sus mascotas”.

    Posted by Yácomo Casas de la Cruz | julio 5, 2008, 4:13 am
  17. Hola, hace 45 años que conozco un huarique donde el ceviche, de pescado o mixto es riquisimo ,a muy buen precio, muy concurrido, aunque el local a pesar del tiempo y la concurrencia no mejora en su presentacion, queda en la avenida Las Americas en Balconcillo, y en la esquina hay una carretilla donde hacen unas yuquitas, deliciosas, compañeras obligadas del ceviche picante., tambien hay que mencionar la jalea ,el arroz con mariscos, y demas delicias. Visitenlo es bueno, barato y en estos 45 años jamas me ha causado problemas estomacales.

    Posted by Lucia | octubre 8, 2008, 11:51 pm
    • Cuatro años después de tu comentario estimada Lucía, y con mucha pena, les comento que esta tarde vi que la cebichería Las Américas ha cerrado desde hace unos 15 días, según me cuenta la señora de las yuquitas ricas. Tenía toda la ilusión de volver a comer allí el 1er cebiche que recuerdo en mi vida, un lugar de muchos recuerdos para mi.

      Posted by Ernesto Betalleluz | octubre 18, 2012, 4:08 pm
  18. Nada que hacer que la comida peruana es espectacular…vivo fuera del pais desde hace 10 años y las 3 veces que he regresado no hago otra cosa que engordar y engordar. El cebiche, la comida marina en general…la comida “china” peruana…o peruana achinada…delicioso todo, los anticuchos…mmmmm…y claro, como no el clasico pollo a la brasa. El mejor para mi (y los he probado todos y en todos los sitios) es el pollo a la brasa “Don Lucho”. Seguro que la mayoria no conoce este sitio. Se trata de una clasica “polleria antigua” de barrio un tanto remosada. Sencillamente el pollo es E S P E C T A C U L A R y no me explico como los dueños (son hermanos) no han abierto mas locales, tendrian el exito asegurado. Tiene ya como 35 años de vida y la gente de Breña casi casi le rinde culto. Ni el Pardo´s ni el Hikari ni el de la Granja del Abuelo…me quedo con Don Lucho. Vayan a probarlo,se los recomiendo sobremanera. Queda en el cruce de la avenida Varela con Restauracion a 3 cuadras hacia atras del hospital del Niño.

    Posted by osazo | mayo 11, 2009, 1:53 pm
  19. Lamento desengañarte, Pierina, pero no solamente los pollos de El Rancho no existen más, tampoco el local que ha sido vendido como terreno ya hace bastante tiempo. Sorry. Habrá que vivir del recuerdo porque eran, efectivamente, de los más ricos pollos de Lima.

    Posted by Pilarica Bond | mayo 29, 2009, 3:34 pm
  20. En Lima se puede comer siempre bien, en pollerias he probado pardos, norkys, rockys, la caravana entre otras algunos de ellos con locales decepcionantes y otros para sacarse el sombrero, me quedo al final con la polleria Don Lucho que queda en Breña en el cruce de la Av Gral Varela con restauracion a 3 cuadras del Hospital del Niño, cobran como si fuera un Norkys pero es un señor pollo y de buen sabor, su aguadito es de no perder, vivo al final de la Av. La Marina sin embargo prefiero pagar un Taxi y comer en ese lugar.
    Vivi muchos años en Breña y de Anticucherias puedo recomendar a Olga, sin embargo había unos morenos “Pancitas Pele” en la ultima cuadra del Jr. Loreto y luego estuvieron en la Av Gral Varela cdra 18, les he perdido el rastro, ninguno de la plaza de la Bandera se le acerca, lo ultimo que se es que estan por La Av. Peru – San Martin de Porres, pero aun no he dado con ellos, lo mejor en Pancitas y Anticuchos. En Barrios Altos en la Av Sebastian Lorente cuadra 10, hay un Sr. libert Vila sus anticuchos, pancitas y sobre todo chuletas a la parrila son muy agradables, el sitio no es muy bonito pero la comida amerita darse un salto y probar, se que en algunas oportunidades ha prestado sus servicios a directivos del Alianza Lima para actividades familiares.
    Cebiches para todos los bolsillos a la espalda de la cuadra 8 de la Av. Brasil en Breña esta Marvins y Sara Sara es ganador del concurso del Callao tiene varios Locales el mas conocido esta en la esquina de Av Faucett y Venezuela pero es tanto lo que vende que prefiero ir a su local que esta en la Av. Rivaguero a 100 mts de San Marcos, si bien es cierto hay cebicherias mas conocidas y mejor marketeadas estas no tiene que envidiar a nadie, un buen buffet el Chef y el Mar, su costo bordea los S/ 40.00 pero tienen como 55 platos diferentes y de excelente calidad que por la Av. Escardo a 2 cuadras de Hiraoka, hablar de lugares es interminable en Lima.

    Posted by Julio Ambrosio | diciembre 22, 2009, 11:29 am
  21. Si alguien tiene alguna dato y/o referencia de los zambos de pancitas pele, por favor que lo publique, tambien les perdi el rastro el 2002 ufffffff tambien supe que se fueron a san martin….

    Posted by mario | enero 24, 2010, 9:48 am
  22. Pierina:
    Me apunto con Julio naci en Breña y vivi en la 17 de jorge Chàvez y desde que naci conocì a essos grandiosos morenos que hacian las pancitas como los dioses. me refiero a pancitas pelè LO MAXIMO
    incomparables cuando me mude a los Olivos venia especialmente a comer esas ricas pancitas con un sabor unico en todo Lima. Ninguna se les asemeja , Me apene muchocundo un dìa no los encoentre en su ultimo refugio en la ultima cuadrfo de Loreto, Ahora que julio comenta que estan en san Martin no parare hasta encontralos.

    Posted by ALBERTO | enero 31, 2010, 9:59 pm
  23. Posted by LILIAN | febrero 2, 2010, 11:03 pm
  24. HOLA A TODOS… SE Q HAY MUCHOS Y VARIADOS LUGARES EN LIMA DONDE SE COME RICO.. PERO QUISIERA RECOMENDARLES UN LUGAR DONDE TAMBIEN SE COMEN UNOS RIQUISIMOS ANTICUCHOS, PICARONES, PARRILLAS, PANCITAS CHONCHOLI, RACHI.. ETC, ES UN LUGAR BASTANTE ACOGEDOR,DONDE HAY MUY BUENA ATENCION Y DONDE UDS SE SENTIRA COMO EN CASA… NO DUDE EN VISITARNOS,, GUSTOSO SERA ATENDERLOS,,,
    Y EN ESTA SEMANA HAREMOS EL REELANZAMIENTO E INAGURACION DE NUEVOS AMBIENTES,,

    Posted by RUTH DELGADO | febrero 9, 2010, 2:38 am
  25. alguien conoce algun pollero que haya trabajado en el Rancho porfavor???
    gracias!!

    Posted by denisse | marzo 4, 2010, 10:08 pm
  26. Fuimos a la granja azul de Asia y fue una terrible decepción, la paloma dizque pollo a la brasa que nos sirvieron super seco y duro, la ensalada era unas hojas de lechuga enteras y rodajas de tomate, sin aliñar y un mini jarrito de mayonesa aguada como aliño… mejor me traen la tabla, el cuchillo y el mandil para yo preparármela. Pésimo, y encima el cubierto cuesta 8 soles, en las bancas de la vereda. Mil veces mejor es el Pardos de Asia.

    Posted by Tania | marzo 16, 2010, 11:28 am
  27. ESO HE ESCUCHADO, HACER UN TOURS DE GASTRONOMÍA EN pERÚ…nO SÓLO TE LLEVAS DE RECUERDO A SULINDA GENTE, TAMBIÉN UNOS ROLLITOS DEMÁS…JAJAJA.

    Posted by Isabel Ticona Y. | agosto 5, 2011, 12:23 am
  28. José Luis:

    Después de leer este recuento pecador, como buen hueleguisos, emocionado no puedo de dejar de meter también mi cuchara. Pero eso sí, soy un abanderado de la pollería Don Lucho de Breña. Pardo’s, Norkys, Rokys, realmente son un chancay de medio.

    Posted by Angel . Salazar | julio 15, 2012, 1:56 pm

Post a comment

Notas Anteriores

El ganador de “Ceviche con sentimiento” ya abrió su cevichería
enero 19, 2014
By Pierina Papi
Langosta norteña
enero 17, 2014
By Pierina Papi
El talento peruano hecho arte
enero 17, 2014
By Pierina Papi
Starbucks te regala un refresher este viernes 17
enero 16, 2014
By Pierina Papi
Nueva opción saludable en San Isidro: Quinoa
enero 3, 2014
By Pierina Papi

Archivos